Observatorio

Nube de tags

Guía para la evaluación de las Buenas Prácticas de la Comunicación Pública Local

martes, 15 de mayo de 2012

En esta Guía exponemos brevemente el punto de partida y los objetivos del Mapa de las Buenas Prácticas de la Comunicación Pública Local, y explicamos los criterios que hemos seguido para la definición de los indicadores y para la evaluación de los datos de los webs municipales, en esta primera fase.

1 ª edición, mayo de 2012

1. Presentación: el Decálogo y el Mapa de las Buenas Prácticas de la Comunicación Pública Local

Han pasado 8 años desde que el Laboratorio de Comunicación Pública de la Universidad Autónoma de Barcelona publicó el Decálogo de Buenas Prácticas de la Comunicación Local Pública (http://www.labcompublica.info/decaleg.htm). En este tiempo, los representantes municipales se han renovado en dos ocasiones; este Decálogo ha sido asumido por acuerdo de algunos Plenos Municipales, y algunos representantes políticos y periodistas han reclamado su aplicación.

Por nuestra parte, hemos seguido trabajando para desarrollar herramientas para la innovación de la información periodística y la comunicación que faciliten que una ciudadanía muy plural, con relaciones sociales cada vez más complejas, pueda participar en el control democrático. Las posibilidades que ofrecen las tecnologías digitales nos han hecho pensar, además, en la conveniencia de recordar las recomendaciones del Decálogo para orientar el trabajo de las y los profesionales responsables de la información periodística y la comunicación de los Ayuntamientos. Y hemos decidido construir este Mapa de las Buenas Prácticas de la Comunicación Pública Local para convertir estos principios en unos indicadores que permitan evaluar las prácticas de información y comunicación de los responsables de las administraciones públicas. Queremos, así, ofrecer también una herramienta que facilite que las ciudadanas y los ciudadanos puedan conocer y evaluar los recursos que sus respectivos consistorios dedican a proporcionar una información y una comunicación de calidad que les permita una participación bien fundamentada y eficiente.

Este producto está avalado por la experiencia de las personas que integramos el nuevo Laboratorio de Periodismo y Comunicación para la Ciudadanía Plural (LPCCP). El punto de partida se encuentra en la web Paseo por las redes de comunicación desde …, que elaboramos el curso 1998-1999 para construir una explicación del pasado y el presente de la sociedad red desde cada localidad en relación con las tramas históricas supralocales. Las pautas metodológicas las hemos aplicado para desarrollar dos herramientas de participación ciudadana en colaboración con el ayuntamiento de Tortosa, a partir de 2003: una, para recibir aportaciones sobre las incidencias en la vía pública (www.tortosa.cat/webajt/ junta / viapublica / index.asp), y otra, para fomentar la participación ciudadana en la construcción de conocimiento, el portal Soctortosa.cat en el que colaboraron también la Fundación Ciudad de Viladecans, el ayuntamiento de Rubí y el Administración Abierta de Cataluña (AOC), actualmente inactivo. Además, durante estos años hemos asesorado y realizado seguimiento de la aplicación del Decálogo. Y desde 2007 hemos explorado las posibilidades de los mapas interactivos y hemos desarrollado productos en la línea de lo que hemos definido como geoperiodisme: el Mapa de los Medios de comunicación en Cataluña (www.labcompublica.info) y el prototipo infoparticip @, para el seguimiento y la evaluación de la acción de los gobiernos y las políticas públicas (www.infoparticipa.cat).

Durante los últimos cuatro años hemos aplicado los criterios con los que definimos infoparticip @ en 2007 y los hemos puesto a prueba. Hemos desarrollando herramientas para hacer seguimiento de los Proyectos de la Ley de Barrios de la Generalitat de Cataluña, concretamente de las actuaciones desarrolladas por los ayuntamientos, relacionadas con la equidad de mujeres y hombres en el uso del espacio urbano y los equipamientos sociales ( www.infoparticipa.cat / icd). Este trabajo es la base a partir de la cual hemos elaborado un Manual de Geoperiodisme (en prensa), con el que queremos colaborar a desarrollar nuevos criterios para la producción de la información, las noticias y la comunicación, que faciliten la participación de la ciudadanía plural en el control democrático de la acción de los gobiernos.

El Mapa de las Buenas Prácticas de la Comunicación Pública Local forma parte de este proyecto más amplio, y la hemos concebido para promover que las administraciones públicas municipales incorporen mejoras en la información y la comunicación que proporcionan a través de sus webs. Se trata de un espacio web en el que utilizamos una representación cartográfica vinculada a una base de datos, donde organizamos las fichas con los resultados obtenidos del análisis de las webs de cada ayuntamiento, el recuento del cual, valoración y representación gráfica se realiza de forma automática mediante la Infomet. Utilizamos estos instrumentos para hacer pública nuestra evaluación de manera que los resultados resulten fácilmente inteligibles para cualquier persona y permitan que participe en el control democrático municipal.

Utilizamos Google Map, centrado en Cataluña, por las facilidades que ofrece tanto para hacer enfoques cercanos como para poder pasar de cada localidad a ámbitos supralocales que permiten relacionar datos de grupos de municipios de una misma comarca o con características comunes.

En esta primera fase, hemos definido la base de datos a partir de los 947 ayuntamientos de Cataluña agrupados en las 41 comarcas. Cada ayuntamiento cuenta con una ficha en la que introducimos los datos obtenidos del análisis de sus webs corporativas en relación a los 41 indicadores. Hemos definido estos indicadores en forma de preguntas, teniendo en cuenta actuaciones que son obligatorias, de acuerdo con la legislación vigente, y otros que no son obligatorias pero que las consideramos muy necesarias para que las ciudadanas y los ciudadanos podamos conocer y valorar la acción los representantes políticos municipales, tanto de los que son responsables del gobierno como de los que deben dedicarse al control del gobierno. En los casos en los que encontramos la información en la web, introducimos un punto positivo, y en los casos en los que no la encontramos, dejamos el campo vacío … pendiente de poner el punto positivo cuando los responsables nos comuniquen que han incorporado la información . De esta manera, queremos proporcionar una relación sencilla y clara de las informaciones que consideramos fundamentales, resaltar las buenas prácticas que se llevan a cabo en muchos ayuntamientos, y mostrar que es factible hacer lo que no se hace en algunos casos pero en otros sí se hace.

Deseamos, así, ser útiles para orientar el trabajo de los y las periodistas de los gabinetes de prensa de los ayuntamientos, de los representantes políticos, y de las ciudadanas y ciudadanos interesados en informarse, participar y promover procesos de mejora. Queremos que esta Mapa sea, además, un prototipo que impulse la cultura que el conocimiento distribuido territorialmente y compartido, horizontal y en red, que facilita hoy la web 2.0, enriquece a todas las personas y colectivos que participan y puede mejorar las Sus posibilidades de intervención social y control democrático.

En fin, hemos diseñado esta herramienta de modo que más adelante se pueda extender a ayuntamientos de ámbitos geopolíticos más extensos, ampliar y reorganizar los indicadores, e incorporar nuevos utensilios para facilitar la participación de la ciudadanía plural en la construcción de conocimiento colectivo y en el control democrático.

Explicamos a continuación los criterios que hemos seguido para la definición de los indicadores y para la evaluación de los datos de los webs municipales.

2. Criterios que hemos seguido para definir los indicadores con los que evaluamos los webs municipales

Como hemos explicado, para definir los indicadores nos hemos basado en los principios que formulamos en el Decálogo de Buenas Prácticas de la Comunicación Local Pública (www.labcompublica.info / decaleg.htm) y en la legislación vigente, tal como se encuentra en el texto refundido de la Ley municipal y de régimen local de Cataluña, publicado en el Decreto de 28 de abril de 2003. Especialmente, en algunos artículos.

En primer lugar, en el artículo 46 que, al definir las características del municipio, lo considera “la entidad básica de la organización territorial y el elemento primario de participación ciudadana en los asuntos públicos”; una participación “en todos los asuntos públicos que afecten directamente a sus intereses “, que está garantizada por las leyes de Cataluña. Este artículo reconoce también que “el municipio goza de autonomía, tiene personalidad jurídica y plena capacidad para el ejercicio de las funciones públicas que tiene encomendadas, para representar los intereses de la colectividad respectiva y para gestionar los servicios públicos cuya titularidad de los cuales asuman “y considera que” son elementos del municipio el territorio, la población y la organización “.

Para poder ejercer estos derechos, es imprescindible que las ciudadanas y los ciudadanos dispongan de información calificada sobre el funcionamiento del sistema democrático, las personas que han sido escogidas para gestionarlo en los diferentes niveles, y cómo trabajan administrativamente los recursos de la col colectividad en beneficio de todos. Por este motivo hemos definido 41 indicadores en preguntas que hemos organizado en 4 grupos para identificar qué información proporcionan los webs municipales sobre:

1) cuáles son los representantes políticos,

2) cómo trabajan estos representantes políticos,

3) el cumplimiento de los programas electorales, y

4) los recursos y las herramientas que ofrecen para la participación ciudadana.

Grupo 1: Información sobre cuáles son los representantes políticos

El objetivo de este grupo de indicadores es evaluar si los representantes de las administraciones locales proporcionan información clara y completa para que las ciudadanas y los ciudadanos conozcan quiénes son en cada momento, tanto si se trata del alcalde o alcaldesa, como del resto de concejales que forman parte del gobierno, o que no forman parte y desarrollan su labor en la oposición, controlando lo que hace el gobierno. Las preguntas relacionadas con estos indicadores son dos, para evaluar si se da información básica (nombre y apellidos, foto y partido político) o una información complementaria (biografía y / o currículo) sobre el alcalde o la alcaldesa, los representantes que forman parte del gobierno, y los representantes que no forman parte del gobierno. De esta manera, se puede obtener un punto, dos puntos, si se da una información más completa, o ninguna si no se dan todas.

En algunas corporaciones municipales, todos los representantes forman parte del gobierno, ya sea porque sólo se presentó a las elecciones una candidatura o porque gobierna una coalición: en este caso, si se da la información básica o la información complementaria sobre todos los representantes, hemos puesto puntos positivos a las preguntas sobre los representantes de la oposición.

Grupo 2: Información sobre cómo trabajan los representantes políticos

Con los indicadores de este grupo nos proponemos evaluar qué información ofrecen las personas responsables de los webs municipales para que las ciudadanas y los ciudadanos tengan un conocimiento elemental sobre cómo trabajan sus representantes políticos, tanto si forman parte del gobierno como si se encargan del control del gobierno desde la oposición. Las preguntas que hacemos están relacionadas con informaciones que son obligatorias de acuerdo con la legislación vigente, y otros que no son obligatorias pero consideramos muy necesarias para la información de cualquier ciudadana y ciudadano. Algunas de las informaciones van en función de la organización de cada municipio según el número de habitantes y otras características que marca la ley, ya que no todos los órganos son obligatorios en todos los municipios.

El artículo 48 de la Ley municipal catalana define los órganos municipalistas y establece que en todos los ayuntamientos existen las figuras del alcalde y / o la alcaldesa, los y las tenientes de alcalde y el pleno, así como la comisión especial de cuentas. El anterior comisión de gobierno – ahora junta de gobierno local – sólo es obligatoria “en los municipios con una población de derecho superior a cinco mil habitantes, y en los de menos cuando lo acuerda el pleno del ayuntamiento o lo establece el reglamento orgánico de este “, y” a todos los municipios que sean capital de comarca, con independencia del número de habitantes “. Esta organización se puede complementar con otros órganos, como las comisiones de estudio, informe o consulta, los órganos de participación ciudadana, el síndico o síndica municipal de agravios, si lo acuerda el pleno por mayoría absoluta, a propuesta de un grupo municipal, el consejo asesor urbanístico, la junta local de seguridad, y cualquier otro órgano establecido por el consistorio.

Las tres primeras preguntas de este grupo de indicadores se han formulado para evaluar qué información se da en las webs municipales catalanes sobre tres de los órganos de gobierno: el pleno, la junta de gobierno local y las comisiones informativas. Consideramos que para que las ciudadanas y ciudadanos puedan tener un conocimiento claro de cómo trabajan sus representantes políticos, es imprescindible que dispongan de información sobre las competencias, la composición de estos órganos, y el calendario de trabajo que, según el artículo 97, se organizará en “sesiones ordinarias, de periodicidad preestablecida, y sesiones extraordinarias, que pueden ser, en su caso, urgentes”. Y nos preguntamos por estos tres aspectos. Dado que el pleno municipal es obligatorio en todos los ayuntamientos, consideramos que el hecho de que haya información sobre el pleno es suficiente para dar un punto positivo a estas preguntas.

Las dos preguntas siguientes están formuladas específicamente para ver qué información se da sobre el pleno municipal. Concretamente, sobre dos informaciones que consideramos necesarias para que cualquier persona pueda conocer lo que se tratará y si le interesa asistir o enterarse de los acuerdos que se han adoptado: si se publican las convocatorias con los órdenes del día previas a la celebración de los Plenos Municipales, y si se publican las actas del Pleno Municipal.

De acuerdo con el artículo 98, el pleno debe celebrar “sesión ordinaria cada mes, como mínimo, en los ayuntamientos de municipios de más de 20.000 habitantes …; cada dos meses en los ayuntamientos de municipios de una población entre 5.001 y 20.000 habitantes, y cada tres meses en los ayuntamientos de municipios de hasta 5.000 habitantes. Asimismo, el pleno tiene sesión extraordinaria cuando el Presidente lo decida o cuando lo solicite la cuarta parte, al menos, del número legal de miembros de la corporación “. Este artículo establece también que “las sesiones plenarias han de convocarse, al menos, con dos días hábiles de antelación, salvo las extraordinarias con carácter urgente, la convocatoria de las cuales debe ser ratificada por el pleno. La documentación íntegra de los asuntos incluidos en el orden del día que debe servir de base para el debate y, en su caso, la votación, debe ser a disposición de los concejales en la secretaría de la corporación antes de la expedición de la convocatoria “.

El artículo 103 establece que “la convocatoria de los órganos colegiados debe incluir el orden del día de los asuntos a tratar”.

Y el artículo 110 dice que “de todas las sesiones se levantará acta, la cual debe contener, como mínimo: a) La fecha y la hora en que comienza y en que se levanta la sesión; b) La relación de materias debatidas; c) La relación de los asistentes; d) La indicación de las personas que han intervenido, e) Las incidencias acaecidas; f) Los votos emitidos y los acuerdos adoptados; g) La relación sucinta de las opiniones emitidas “. Que la elaboración del acta corresponde al secretario o secretaria de la corporación o, en su caso, al del órgano correspondiente. Y que “el acta se someterá a votación en la sesión ordinaria siguiente del órgano y debe ser leída previamente si antes no ha sido distribuida entre sus miembros. Se hará constar en el acta la lectura y la aprobación del acta anterior, así como las rectificaciones que sean pertinentes, en ningún caso puede modificar el fondo de los acuerdos, y las rectificaciones se limitarán a los errores materiales “.

Como hemos dicho, también es obligatoria en todos los ayuntamientos la Comisión Especial de Cuentas, regulada por el artículo 58, a la que corresponde “el examen, el estudio y el informe de las cuentas anuales de la corporación”. Esta comisión está “integrada por miembros de todos los grupos políticos integrantes de la corporación” en un número “proporcional a su representatividad en el ayuntamiento o igual para cada grupo”. “Se reunirá necesariamente antes del día 1 de junio de cada año para examinar las cuentas generales de la corporación, junto con los justificantes y antecedentes, y emitir un informe.

En la última pregunta de este grupo preguntamos si se hacen públicos estos informes anuales que debe emitir esta Comisión.

El resto de las Comisiones de estudio, informe o consulta, sólo son obligatorias, según el artículo 60, “en todos los municipios de más de cinco mil habitantes … En los otros municipios pueden existir estas comisiones, siempre que las haya previsto el reglamento orgánico o lo acuerde el pleno del ayuntamiento. En cualquier caso, los municipios que son capital de comarca deben constituirse las mencionadas comisiones, con independencia del número de habitantes del municipio “. “Corresponden a estas comisiones el estudio y el dictamen previos de los asuntos que han de someterse a la decisión de pleno o de la comisión de gobierno cuando actúe por delegación de éste. También pueden intervenir en relación con los asuntos que se someterán a la comisión de gobierno cuando este órgano les solicite dictamen “.

En esta primera fase del Mapa no preguntamos por la Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones, porque sólo es obligatoria en los municipios con más de 250.000 habitantes, capitales de provincia con población superior a 175.000 habitantes, capitales autonómicas o sedes de las instituciones autonómicas, los municipios con una población superior a 75.000 habitantes con circunstancias económicas, sociales, históricas o culturales especiales, y si se ha creado por acuerdo del pleno con el voto favorable de la mayoría absoluta o así lo disponga su Reglamento Orgánico.

A partir de la pregunta 6, evaluamos la información que se da a webs que puede permitir que las ciudadanas y los ciudadanos hagan seguimiento y evalúen la acción de los gobiernos y las políticas públicas, aunque sea muy elemental.

En la pregunta 6 se plantea si se publican los acuerdos del gobierno, o bien, de la Junta de Gobierno Local, un órgano que sólo es obligatorio en los municipios de más de 5.000 habitantes. El artículo 54 define su composición: “La comisión de gobierno está integrada por el Alcalde y un número de Concejales no superior al tercio del número legal de los mismos, nombrados y separados libremente por el alcalde, quien dar cuenta al pleno “. Las deliberaciones de la junta de gobierno son declaradas secretas, pero los acuerdos que toma deberían ser públicos.

Las siguientes preguntas se refieren a cómo organizan los representantes políticos su trabajo, considerando cuatro aspectos:

1) La planificación de la acción del gobierno, al comienzo o durante el mandato, y si se ha dado forma en algún documento. Consideramos que una actuación política cuidadosa recomienda la elaboración de un Plan de Gobierno (PG), un Plan de Actuación Municipal (PAM), o un Plan Estratégico; requiere herramientas de planificación urbanística como el Plan de Ordenación Urbanística Municipal (POUM ), los Programas de Actuación Urbanística Municipal (PAUM) u otras herramientas de planificación urbanística, y puede ganar eficacia si se elaboran otros planes para adoptar medidas específicas en relación con las mujeres, la juventud, el medio ambiente, la participación ciudadana, etc.

2) La remuneración que recibe el personal que forma la plantilla del ayuntamiento, según categorías definidas (funcionarios de carrera, personal interino, personal laboral, personal eventual, personal directivo), que debe aprobar anualmente el pleno. Y qué retribuciones reciben los representantes políticos para el ejercicio de su cargos, en régimen de dedicación exclusiva o parcial o como indemnizaciones. Estos datos, que deben acordarse en el pleno municipal, deberían estar siempre fácilmente accesibles en la web.

3) Las medidas que adoptan en forma de ordenanzas municipales que requieren ser aprobadas por el pleno municipal.

4) El Presupuesto municipal y su ejecución, de acuerdo con el cual el gobierno debe desarrollar la gestión económica y política bajo la responsabilidad del alcalde o alcaldesa y el control de los representantes en la oposición. En este marco, hemos situado la pregunta sobre la Comisión Especial de Cuentas.

Grupo 3: Información sobre el cumplimiento de los programas electorales

Los indicadores de este grupo se han concebido para evaluar si los representantes políticos dan información que permita que las ciudadanas y los ciudadanos evalúen el cumplimiento de las propuestas que figuraban en los programas que presentaron durante la campaña electoral. Hoy por hoy, en muy pocas ocasiones se ofrecen en las webs herramientas que permitan hacer seguimiento y evaluación del cumplimiento de estos compromisos.

En principio, las personas responsables de los gabinetes de prensa o comunicación de las administraciones son las encargadas de proporcionar esta información a los periodistas que trabajan en los medios de comunicación para que éstos hagan la difusión general. El desarrollo de internet ha colaborado a que los comunicados que elaboran con este objetivo se publiquen en las webs municipales en forma de noticias. Evaluar cómo se construyen estas noticias es una tarea mucho más laboriosa que lo que nos proponemos hacer en este momento, y requiere utilizar unas herramientas no sólo cuantitativas, como este Mapa, sino también cualitativas. Esperamos hacerlo más adelante.

Por estas razones, ahora sólo nos hemos planteado 4 preguntas, para evaluar las noticias que se publican en las webs municipales. La primera, si se publican noticias en la web. La segunda, si las noticias que se publican hablan, concretamente, de las actuaciones de los miembros del gobierno relacionadas con el rendimiento de cuentas. La tercera, si estas noticias hablan también sobre las actuaciones de los miembros de la oposición relacionadas con el control de la gestión del gobierno. Y la cuarta, si cuando se elaboran las noticias, se contrastan las informaciones con miembros del gobierno, de la oposición, y de técnicos en su caso.

La quinta pregunta está dirigida a valorar si se da una información básica sobre la gestión económica: el perfil del contratante y las contrataciones y concesiones firmadas por la Corporación con empresas, entidades o particulares. Debemos aclarar que en el caso de que no se publiquen los documentos de estos contratos o concesiones, consideramos que no se muestra esta información, de acuerdo con lo establecido en el artículo 277.

Finalmente, hemos incorporado en este grupo dos preguntas más para evaluar el compromiso de los representantes políticos municipales con una información y comunicación de calidad. Este compromiso se puede materializar con un acuerdo del pleno de apoyar el Decálogo de las Buenas Prácticas de la Comunicación Local Pública, y dando a conocer en la web este documento y los principios que se han suscrito.

Grupo 4: Recursos y herramientas que se ofrecen para la participación ciudadana

Finalmente, en este grupo formulamos un conjunto de preguntas para evaluar cuáles son los recursos y las herramientas que los responsables de las webs municipales ofrecen para facilitar la participación ciudadana en el control democrático.

Con las dos primeras preguntas ponemos el acento en la necesidad de que las ciudadanas y los ciudadanos dispongan de conocimiento sobre el municipio, tanto en lo referente a la situación actual (datos sobre el término municipal, la población empadronada y su diversidad social, actividades económicas, culturales) como referidas al pasado. La mayoría de las webs disponen de estas informaciones. Otro tema es que en general responden a criterios convencionales que habría renovar para fomentar la participación ciudadana en la construcción de conocimiento colectivo sobre el pasado y presente de cada localidad, posibilidad que hemos explorado con la web Paseo por las redes de comunicación desde …, y especialmente con el portal Soctortosa.cat, hoy inactivo, y que facilita hoy la web 2.0 y de Internet móvil.

Las preguntas 3, 4 y 5 se proponen examinar si se ofrecen en la web unas herramientas hoy tan básicas como las direcciones de e-mails de los miembros del gobierno, los miembros de la oposición, y las redes sociales del consistorio.

Las preguntas 6 a 9 plantean si se ofrece en la web municipal información sobre otras herramientas, como el reglamento de participación ciudadana, y otros mecanismos de participación: consejos territoriales, consejos de ciudad, consejos sectoriales, etc. El directorio de entidades del municipio y la agenda de actividades municipales y ciudadanas.

A continuación interrogamos por otras herramientas más sofisticadas que los responsables de las corporaciones municipales pueden haber desarrollado para facilitar que las ciudadanas y los ciudadanos puedan hacer seguimiento y evaluar la acción de los gobiernos y las políticas públicas: herramientas de participación para hacer seguimiento del Plan de gobierno, el Plan de Actuación Municipal y / o el Plan estratégico; herramientas de participación para hacer seguimiento de otros planes municipales, y herramientas para comunicar incidencias en la vía pública, quejas o sugerencias. Este es un campo al que consideramos que se han dedicado hasta ahora pocos esfuerzos y que en el futuro debe merecer mucha más atención para conseguir unas administraciones públicas transparentes y para facilitar una participación ciudadana bien fundamentada. Es también un campo en el que hemos trabajado en los últimos años, desarrollando herramientas en el marco del proyecto infoparticip @, y el Manual de Geoperiodisme, pendiente de publicación. Este Mapa es un primer paso en esta línea.

Finalmente, nos preguntamos si se publica el contacto con la persona responsable de Prensa, Información y / o Comunicación de la Corporación, ya que consideramos que cualquier persona debe tener acceso para expresar sus demandas.

3. Criterios utilizados para evaluar los datos de los webs municipales

Hemos intentado en todo momento formular las preguntas de forma unívoca, de manera que sólo se pudiera responder con un sí, y por tanto valorar la respuesta con un punto positivo en los casos en que la información se encuentra en la web, y dejar el campo vacío si no se encuentra. Pero esta tarea no siempre resulta fácil.

a. En primer lugar porque muchas veces, aunque la información se encuentre en la web, no resulta fácil encontrarla. Consideramos que sólo se debería valorar positivamente aquella información a la que se pueda llegar a partir de máximo tres clics, ya que se trata de informaciones muy básicas. Tras esta primera evaluación, en la que hemos sido más flexibles, aplicaremos este criterio con más rigor.

b. En segundo lugar, porque en algunas preguntas incorporamos más de un ítem ya que separar cada ítem en una pregunta haría que el formulario resultara excesivamente extenso. Así, en las preguntas del Grupo 1, distinguimos entre información básica (nombre y apellidos, foto y partido político) o información complementaria (biografía y / o currículo) en cada uno de los casos (alcalde o la alcaldesa, representantes que formen parte del gobierno y representantes que no formen parte del gobierno). De este modo, hemos optado por atribuir un primer punto en los casos en los que se ofrece información de los tres ítems, nombre y apellidos, foto y partido político, y no lo hemos anotado si no había información sobre alguno de los tres, por considerarlos fundamentales. Pero en otros casos, como en las tres primeras preguntas del grupo 2, sobre la información que se da en las webs municipales referida a tres de los órganos de gobierno (el pleno, la junta de gobierno local y comisiones informativas), hemos optado por atribuir un punto positivo si se ofrece la información sobre el órgano que es obligatorio en todos los ayuntamientos.

c. Otro problema es que los 947 municipios de Cataluña tienen dimensiones muy diferentes y, por tanto, disponen de recursos diferentes para ofrecer información y comunicación de calidad, sin embargo hemos establecido unas pautas estándares. Esta opción responde a que con los recursos actuales no tenemos capacidad para desarrollar instrumentos más precisos, tanto de indicadores como de herramientas de recuento y representación gráfica que permitan establecer diferencias entre los ayuntamientos. Lo lamentamos pero es la realidad. Para suplir esta deficiencia, elaboraremos informes parciales agrupando los municipios teniendo en cuenta algunos criterios que explicaremos. Así, aunque hemos empezado introduciendo en el Mapa datos por comarcas (primero, las cuatro comarcas de les Terres de l’Ebre, y la del Barcelona), haremos informes para evaluar conjuntamente los 10 municipios con más de 100.000 habitantes, los municipios que son capitales de las 41 comarcas, con obligaciones como los ayuntamientos con más de 5.000 habitantes, los 13 municipios cuya población se encuentra entre 50.000 y 100.000 habitantes; los 40 Municipios entre 20.000 y 50.000 habitantes; los 146 Municipios entre 5.000 y 20.000 habitantes , y los 738 municipios con menos de 5.000 habitantes.

En fases posteriores ajustaremos, redefiniremos y ampliaremos los indicadores, y adoptaremos otras medidas para mejorar la estructura de la base de datos, las herramientas de cálculo y de representación gráfica de los resultados, y por tanto también al gestor de contenidos.

Para terminar, recordar que con esta herramienta queremos fomentar la participación ciudadana en el control democrático, empezando por el control sobre cómo investigamos las y los profesionales universitarios. Por lo tanto, agradeceremos y tendremos en cuenta todas las aportaciones y mejorar nuestro trabajo en la medida de nuestras posibilidades económicas.

Cerdanyola del Vallès, Campus de Bellaterra de la UAB, 15 de mayo de 2012